Muchos estudios de quince en Cuba atraen quinceañeras con la oferta de incluirles todo el vestuario en la sesión de fotos, además de los trajes de quince. Esta oferta puede parecer interesante dado el caso de que la quinceañera tenga dificultad económica para comprarse la ropa, sin embargo, ¿es realmente esto una ventaja?
A continuación te presentamos cinco razones por las que creemos que no.

Ofertas comparadas para Quinceañeras en la Habana 1 

Razón #1

La primera razón es la más obvia, si el estudio pone la ropa habrá decenas de muchachas en tu ciudad con la misma ropa en sus fotos. Ningún estudio puede tener el armario tan gigante como para no repetir combinaciones. ¡Y las mismas combinaciones exactas! Hay que considerar además que la posibilidad de repetir la ropa se hace mayor porque no todas las muchachas usan la misma talla. Entonces, como el estudio tiene que comprar ropa para tantas tallas diferentes, lo más probable es que las muchachas que usan una misma talla repitan incluso más de un outfit completo.

Razón #2

Cada prenda de ropa tiene un estilo único que se presta mejor a un tipo de foto que a otro. Es por esto que en la mayoría de los estudios en los que se repiten las ropas, también se repiten las fotos. Este fenómeno es el que llamamos fotos maquetas o maquetadas, o sea, que los fotógrafos repiten una y otra vez una misma foto por falta de creatividad. No decimos que esto pase solamente cuando se repite el vestuario, pero sí creemos que es un factor que lo propicia.

Razón #3

Por otra parte, la ropa tuya por muy sencilla que sea es la que te queda mejor. Es exactamente tu talla y además es tu estilo. La ropa de tu talla que tienen en un estudio no tiene por qué gustarte o, quizás, no represente lo que tú eres como persona. También puede que el estudio tenga una prenda que te encanta, pero que no te sirva.
Lo bueno de la ropa que compra uno mismo es que, en la mayoría de los casos, es algo que le fascina tanto como para invertir dinero en eso y que además le queda bien.

Razón #4

A veces el poner la ropa es comodidad y conveniencia del estudio. Ellos ya conocen su armario y tienen sus outfits preparados (outfits que en la mayoría de los casos ya tienen sus fotos maquetas como ya dijimos).
En cambio, si una quinceañera viene con su propia ropa hay que hacer un trabajo creativo extra. Este trabajo involucra al estilista el cuál debe, junto con la quinceañera, formar desde cero los mejores outfits para las fotos. También involucra al fotógrafo, que deberá poner toda su creatividad para armonizar el vestuario con las locaciones, las poses y el estilo de foto en general. La mayoría de los estudios se quieren evitar todo este tiempo y trabajo extra.

Razón #5

Por último, a veces los estilos de ropa de estos estudios no solo no representan la identidad de la quinceañera, sino que son completamente irreales. Es decir, que con los outfits que arman jamás ninguna muchacha saldría a la calle, ya sea porque son muy extravagantes o porque no coinciden con la realidad de Cuba en materia de moda. Esto nos hace preguntarnos el cómo una quinceañera quiere recordarse cuando tenga más edad: ¿quiere recordarse cómo realmente era y qué realmente usaba o quiere recordar lo que no era, pero un estudio simuló para ella? Esta es una pregunta interesante.

Fotos de quince

 

 

 

¿Cuál es nuestra forma de trabajar en cuanto al vestuario?

En nuestro estudio las quinceañeras disponen de gran variedad de trajes de quince. Hemos invertido en esto para ofrecer el mejor servicio a nuestras clientes. Sabemos que casi ninguna muchacha va a comprarse un traje para sus quince y en caso de que lo haga es solo uno, mientras que en nuestro estudio tiene la oportunidad de ponerse varios. Por otra parte también tenemos variedad de accesorios para combinar con la ropa.
Sin embargo, por la calidad de las fotos que queremos ofrecer a nuestras clientas, preferimos que cada quinceañera traiga su propia ropa aparte de los trajes. Esto nos permite garantizar que ninguna foto sea igual a otra ni por el vestuario ni por el estilo. Además es una garantía de que cada muchacha estará plenamente complacida con su outfit y esto se reflejará en una mayor confianza en las fotos de quince.

 

¿Cómo escoger el estudio correcto para las fotos de tus quince años?(Se abre en una nueva pestaña del navegador)

Racismo en estudios fotográficos: una triste realidad en el año 2021(Se abre en una nueva pestaña del navegador)

Ofertas para Quinceañeras(Se abre en una nueva pestaña del navegador)

Fotografías de Quince en blanco y negro: tres razones para tomártelas(Se abre en una nueva pestaña del navegador)